Bailarina: El sueño de ser artista (parte 5)

Diario de una bailarina

y así fue como el sueño se empezó a convertir en realidad…

Desde el primer día de clases en la Escuela del Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández, me entró un sentido de pertenencia que me hizo darme cuanta que ese era el lugar donde debía de estar; me sentía muy contenta, muy inspirada, muy emocionada y con muchas ganas de aprender y de absorber todo el conocimiento que mis profesores podrían transmitirme. Mi nuevo reto: la clase de Ballet.

El folklor había sido parte de mi vida desde pequeña pero debo confesar que el único curso de ballet que había tomado para ese entonces, había sido la clase del taller sabatino que era algo muy básico, para principiantes… así que en la primer clase de técnica de ballet que tomé oficialmente en el curso, me sentí como una verdadera neófita en el tema, mi cerebro no organizaba las secuencias que nos ponía el profesor para que mi cuerpo las pudiera ejecutar como yo hubiera querido en ese momento, para mi todo era nuevo y como siempre, me empecé a exigir dar más y más para poder ir mejorando poco a poco mis movimientos. En ese entonces no conocía más que a dos o tres compañeros de mi grupo y poco a poco empecé a conocer a las demás niñas; un par de ellas se convirtieron en mi inspiración y “mi modelo a seguir” en la clase de ballet ya que para mi sus movimientos eran los más parecidos a los que hacía el profesor pero claro, como todos en el grupo, ellas también estaban en proceso de aprendizaje y la verdad es que nunca imaginé que con el paso del tiempo, esos “modelos de inspiración” se convertirían en mis mejores amigas.

IMG_20151218_183541406
Grupo Ejecutante II, clase abierta de ballet. Escuela del Ballet Folklórico de México. Diciembre ’15

Para finales del 2015 ya estaba metida de tiempo completo en la danza y bajo estas circunstancias y por que el destino así lo quiso, pude hacer uno de mis tantos sueños realidad y ese era estar en el escenario de Bellas Artes y lo pude hacer!! y fui muy feliz por eso… ya que por parte de la escuela tuvimos una pequeña participación con la Compañía del BFM para una de las funciones de Navidades en México, que mejor forma de hacerlo. Fue una experiencia muy emocionante, el poder ver a los bailarines tras bambalinas, ver al público de pie aplaudiendo mientras estaba parada en el escenario… simplemente algo increíble. Todo esto ocurrió sin dejar de lado mi trabajo con la Danza Polinesia, ya que esta disciplina me ha servido para explorar mi parte interpretativa y de sentir con el corazón lo que estoy bailando; con esta danza me pude empezar a expresar desde otro ángulo, desde otra perspectiva, al bailar empecé a disfrutarlo cada vez más y a sentirlo de una manera diferente, se convirtió en un complemento para mi trabajo y proyección escénica.

IMG_20151216_173207600
Desde el escenario del Palacio de Bellas Artes

¡¡Fue un año escolar increíble!! lleno de mucha danza pero sobre todo de muchos cambios y fuertes sacudidas en el ámbito personal. A mi parecer, tuve mucho aprendizaje, muchas gratas experiencias y mucho crecimiento dancístico. Otra de estas nuevas experiencias, fue la oportunidad de formar parte del Grupo Representativo de la Escuela del Ballet Folklórico de México. De igual manera, tuve la fortuna de conocer a los que para mí han sido grandes profesores: motivo de inspiración y admiración, tanto en la asignatura de folklor como en la de ballet y considero que tuve un avance muy notorio en cuanto a mi ejecución, a mi repertorio, a mi postura, a mi técnica y todo esto, gracias a la experiencia adquirida en los escenarios y a todas las correcciones que me hicieron mis profesores.

Con sus altas y sus bajas, fue un año escolar muy enriquecedor y se vio reflejado en el trabajo final que presentamos con mi grupo, haciendo el montaje del cuadro de Aguascalientes dirigido por la maestra Paula Villaurrutia. Me gustó mucho todo lo que hicimos y quedé muy satisfecha con los resultados obtenidos. Me sentía muy entusiasmada por lo que estaba por venir tanto para el siguiente ciclo escolar como para el curso de verano que estaba por tomar y el trabajo que se venía dando con el Grupo Representativo de la Escuela, simplemente me sentía como pez en el agua viviendo el sueño y haciendo lo que más me gusta y apasiona: bailar y estar en un escenario, disfrutando cada instante de ese momento.

13522021_10157063232350716_9117805471692129295_n
Grupo Ejecutante II, Prácticas Escénicas. Escuela del Ballet Folklórico de México. Junio ’16

Si te gustó esta sección, puedes checar estos artículos: Bailarina: El sueño de ser Artista (Parte 1)Bailarina: El sueño de ser Artista (Parte 2),  Bailarina: El sueño de ser artista (Parte 3)Bailarina: El sueño de ser artista (Parte 4) y muchos más también en samzaradanza.

Anuncios

1 comment

Responder a Luna Lovewood Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s