Frida Kahlo, Che Guevara, Poniatowska, Fidel Castro, Tina Modotti y Julio Antonio Mella juntos

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

10 Manuel Alvarez Bravo 6
Foto: Manuel Alvarez Bravo

El factor común entre estos personajes es que coincidieron en la ciudad de México donde la ficción revela a lo real en las contagiosas seiscientas sesenta páginas que Poniatowska puso en su libro Tinísima. Escribe sobre la vida de Tina Modotti en CDMX. Quizá la fotógrafa italiana ignoraba que al Acompañar a su maestro Edward Weston —quien venía encargado para el Departamento de Bellas Artes— pasaría de una niña que trabajara como obrera textil en su natal Udine,  a la mujer que, por su gran compromiso con los indígenas, decide quedarse en México, desde la primera vez que realizó un viaje al Istmo de Tehuantepec—junto a Frida Kahlo y Diego Rivera (para quien posó desnuda para los murales de Chapingo)—.

Diego Rivera
Diego Rivera

Manuel Álvarez, su discípulo, y otro de los más grandes de la fotografía mexicana exponentes después de Modotti (quien también fuera actriz de cine mudo), narra que se hizo su aprendiz justo antes de que conociera a Cesar Sandino y; al amor de su vida, Julio Antonio Mella (activista cubano) quien también residía en la Ciudad. Pablo Neruda escribió las palabras de su epitafio: «Tina Modotti/ Puro es tu dulce nombre, pura es tu frágil vida./ De abeja sombra, fuego, nieve, silencio, espuma,/ de acero, línea, polen se construyó tu férrea, / tu delgada estructura.»

12 Cubiculo FLE-JAM FCPyS UNAM
Cubículo Julio Antonio Mella Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM Ciudad Universitaria

En el filme Frida, donde Salma Hayek interpreta a la pintora y Ashley Jud, a Modotti, es otra historia que tiene a CDMX como telón de fondo. Frida Kahlo y Diego Rivera, como se sabe recibieron en La Casa Azul a León Trotsky, discípulo de Lenin, y a su esposa Natalia Sedova, durante el gobierno de Lázaro Cárdenas.

Además de historias de amor como la que Poniatowska retrata en esa paradójica y casi fílmica acuarela fiel de espionaje, que es Tinísima; y el triángulo  Rivera-Trotsky-Kahlo, que se ha convertido en una historia de culto digna representante del realismo mágico del posboom latinoamericano con epicentro en el CDMX.

Che Guevara
Che Guevara

Asimismo surgió la historia de amistad entre Ernesto Che Guevara y Fidel Castro en CDMX. Mientras el primero se encontraba haciendo un reportaje y fotografías en la Ciudad, el segundo había sido expulsado de Cuba por motivos políticos y acribillado en Bolivia. Ambos doctores honoris causa (uno médico y el otro abogado) no sabían en las figuras que se convertirían a la postre de aquel encuentro en algún departamento en CDMX.

Todos estos personajes son hijos de la mitología huidiza del modernismo y la improbable manera en que conspira el tiempo para escribir los días y sobresaltar la sonoridad y la música remota y omnipresente de la historia que queda retratada en rostros fotogénicos de la biografía de esta Ciudad.

@SamZarazua

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s