José Guadalupe Posada y la Calavera “Garbancera”

José Guadalupe Posada Aguilar fue un artista destacado originario de la Ciudad de Aguascalientes; cronista excepcional que pintó la comedia humana, la tragicomedia mexicana de un siglo que terminaba y otro que iniciaba. Con su gran talento, supo captar todas esas historias de la vida cotidiana: el silencio, la marginalidad, la tragedia, el dolor, la risa, la sorna, la miseria, el llanto, el placer, la vida, la muerte, el blanco, lo negro, el pecado, el amor, lo mexicano.

Posada, como pocos artistas, ha trascendido para convertirse en la imagen de un artista mexicano que se vuelve universal. Su arte, tan cotidiano, al ser descubierto por críticos y colegas, rebasó fronteras y hoy es considerado un maestro a la altura de artistas como Goya, Picasso o los grandes muralistas mexicanos.

“Tan grande como Goya, Posada fue un creador de una riqueza inagotable. Ninguno lo imitará; ninguno lo definirá. Su obra es la obra de arte por excelencia.”

Diego Rivera (1886 – 1957) – Muralista Mexicano

Poseía un talento natural para el grabado y en sus primeros años de aprendizaje, Posada mostró una facilidad innata para la caricatura; fue así que logró introducirse en el mundo del periodismo y de la prensa gráfica como dibujante, donde se publicaron sus primeras viñetas en el periódico “El jicote” (1871) cuando el artista acababa de cumplir los diecinueve años.

A partir de 1890, sus trabajos gráficos ilustraron las publicaciones, de carácter nacionalista y popular, del impresor Antonio Venegas Arroyo: historietas, liturgias de festividades, plegarias, cancioneros, leyendas, cuentos y almanaques, destacando La Gaceta Callejera y las hojas sueltas que incluían imágenes e información resumida de carácter diverso sobre acontecimientos de sensación.

Las ideas de Posada eran de índole progresista, dibujó caricaturas y bocetos satíricos consagrados a elaborar una crónica de la vida mexicana de la época o a poner en relieve los sufrimientos de su pueblo bajo el yugo de los grandes terratenientes. Las sátiras de los políticos más influyentes de la época le costaron la cárcel en repetidas ocasiones. El gran número de encargos que se amontonaban en su taller le obligó a crear una técnica nueva: el grabado al ácido en relieve, mucho más rápida.

Resultado de imagen para calaveras de guadalupe posada
Calaveras literarias de José Guadalupe Posada.

Su extensa producción gráfica, podría clasificarse como expresionista ya que recrea con extraordinaria imaginación, gran sentido humorístico y profunda capacidad crítica de las lacras, miserias y prejuicios de la realidad social y política de su época.

Dentro de su obra destacan las célebres calaveras o imágenes de ultratumba; los desastres que comprenden catástrofes de tipo natural (inundaciones, epidemias, sucesos astronómicos, nacimientos de seres monstruosos), accidentes, hechos sobrenaturales, crímenes y suicidios; sucesos sociales y políticos, donde sobresalen las viñetas referidas a las ejecuciones y los corridos revolucionarios.

La calavera garbancera, mejor conocida como “La Catrina”, fue creada como un retrato de la miseria y los errores políticos, una crítica burlona de la situación del país y de las clases privilegiadas. Se le denominó garbancera, haciendo referencia a las personas con sangre indígena que vendían garbanza y pretendían parecer europeos.

El muralista Diego Rivera, la dibujó por primera vez vestida en su obra “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central” y le dio el nombre de “Catrina” sin saber que se convertiría en un ícono del día de muertos y de la cultura popular mexicana.

Resultado de imagen para sueño de una tarde dominical en la alameda central
“Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central” obra del muralista Diego Rivera.

La Catrina es el símbolo de la muerte  y tiene muchas facetas dentro del arte folklórico mexicano: alegre, vestida de una forma sofisticada, divertida y dispuesta a seducir a las personas.

 La señora Catrina, es esa dama calaca ataviada con sus mejores prendas, que tiene la pinta de una atractiva mujer de la clase alta de la época del Porfiriato pero que si te acercas a mirarla podrás notar que su cuerpo es un esqueleto y su cráneo te sonríe diciéndote que es la muerte.

Gracias al trabajo de José Guadalupe Posada, la Catrina, se volvió un arquetipo de lo mexicano y hoy en día representa el día de muertos, la tradición y el folklor de nuestro país, así como la verdad latente de que la muerte es el único camino certero que tenemos.

Si te gusta la historia y el Folklore Mexicano, puedes checar estos artículos: Rebozo: identidad en una prenda, La Huasteca Mexicana, Una ciudad tributaria del sueño, El venado que se convirtió en bailarín y muchos más también en samzaradanza.

Un comentario en “José Guadalupe Posada y la Calavera “Garbancera”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s