La Danza Folklórica Mexicana

Diario de una Bailarina

El proceso de una bailarina

(diario)

los errores son parte de la vida

es la respuesta a los errores lo que finalmente cuenta

Nikki Giovanni

El bailar Danza Folklórica Mexicana fue el primer acercamiento que tuve con este maravilloso arte, empecé a practicarla desde los 9 años. Al principio era una actividad didáctica recreativa extraescolar pero nunca imaginé que con el paso del tiempo iba a convertirse en una gran pasión para mí y que a través de ella descubriría la mayor y mejor expresión de mi misma.

La formación que tuve fue hasta cierto punto estricta (yo le llamaría a la “old school”), mi profesor, un ex bailarín del Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández siempre se empeñó en hacer de sus alumnos la mejor versión de ellos, tanto a nivel dancístico como personal, apoyándolos en todo momento y ayudándolos a salir adelante en los momentos difíciles; siempre estaba ahí para nosotros. Un ser cariñoso pero estricto y exigente al mismo tiempo, nadie se salvaba de un regaño, de una llamada de atención o de un grito de él, tratando de hacer que llegáramos a la “perfección” dentro de la ejecución de nuestros pasos y así poder presentar un trabajo impecable y de calidad, donde por su puesto, siempre se vio reflejado en escena el esfuerzo de todos y cada uno de los participantes tanto de los músicos como de los bailarines, gente del staff y obviamente nuestro querido profesor.

Él, amante de la Danza Folklórica, nos inculcó el amor a la danza a través del ejemplo, con la entrega y dedicación con la que hacía su trabajo, él es para mí (sin duda alguna) uno de los mejores profesores de danza que he conocido y me siento afortunada por haber tenido la formación que tuve con él, por todas sus enseñanzas y por el conocimiento transmitido a través de todos y cada uno de los ensayos que viví durante esos años. Gracias a él, conocí al Ballet Folklórico de México; él organizaba las excursiones dentro del grupo para ir a ver al Ballet al Palacio de Bellas Artes. Cuando era muy pequeña, asistí por primera vez a una de las funciones en el Teatro Metropolitan; ya más grande tuve la oportunidad de asistir nuevamente a una función pero ahora al Palacio de Bellas Artes y ahí me enamoré del ballet, me emocioné con cada cuadro que se presentaba, al darme cuenta que yo ya había bailado este y aquel y simplemente lo único que pensé fue “algún día yo estaré bailando ahí…”

Los años pasan, la vida sigue y te va llevando por diferentes caminos y un día, sin pensarlo ya estaba dentro de la Escuela del Ballet Folklórico de México haciendo realidad uno de mis sueños, haber llegado ahí fue algo mágico y diferente, con una formación más completa, tomando clases de ballet; el simple hecho de estar ahí en la EBFM, en sus salones, ensayar en el Foro, ver a los bailarines de la compañía pasearse por la escuela… simplemente fue algo genial!! una sensación de pertenencia increíble que iba aumentando cada vez más con el tiempo y las clases y mientras más aprendía más me gustaba y más me convencía de que era el lugar donde debería de estar.

Al principio entré al curso sabatino, posteriormente y por azares del destino tuve que dejar la danza por un tiempo. Sin embargo, no fue tiempo perdido ya que las ganas de bailar seguían latentes en mí, sabía que era algo que debía seguir haciendo simplemente por que es algo que me llena el alma. Así pues, decidí hacer mi examen de ingreso y colocación en la Escuela y para mi gran sorpresa me quedé en el segundo año de la carrera de Ejecutante y heme ahí desde hace un año, aprendiendo cosas nuevas, viviendo experiencias increíbles, conociendo gente fantástica y sobre todo haciendo lo que más me gusta que es bailar. Cada vez me fui adentrando más y más en este mundo de la Danza Folklórica y llegué a formar parte del Grupo Representativo de la Escuela del Ballet Folklórico de México.

He crecido enormemente en mi formación dancística durante todo este tiempo, mis profesores han sido parte fundamental de este crecimiento; sus consejos, sus indicaciones, y sobre todo sus correcciones, han hecho que pueda mejorar mi técnica, mi postura, mi expresión y me siento afortunada por haber tenido la oportunidad de conocer a personas tan valiosas como todos y cada uno de ellos. Tener una experiencia a este nivel (podría llamarle semiprofesional, amateur) tanto en la Escuela como con el Grupo, me han ayudado a madurar en este aspecto, a consolidar varios puntos de mi formación y a seguir trabajando y mejorando en otros.

Pero como no todo en la vida es “miel sobre hojuelas”, también he tenido alguna que otra experiencia no muy agradable, actitudes que para mi van fuera de lugar… sin embargo, considero que lo más importante es no perderse en el camino, tener claro tu objetivo, ¿por qué y para qué estás ahí?, tomar lo bueno y desechar lo malo, seguir adelante, move on. Ahora se que una de las cosas que más me gustaron de mis inicios en la danza, fue la hermandad que teníamos en el grupo, la sinergia con la que trabajábamos desde los integrantes más grandes hasta los más pequeños, no había rivalidad, todos éramos UN GRUPO, un grupo; sí había bromas pesadas, alguna que otra burla, pero, a final de cuentas todos nos volvíamos UNO a la hora de presentar nuestro trabajo y en general todos nos llevábamos bien… hace poco, encontré en la web un texto que me llamó la atención y que se me hizo bastante apropiado para la situación que estaba viviendo en ese momento, lo comparto por que creo que también es aplicable en otras disciplinas y este dice lo siguiente:

La Humildad en la Danza Folklórica

danza-de-caballitos-de-rancho-grande-zacatecas
Lic. en Educación Dancística con orientación en Danza Folclórica de la ENDNGC. Gracias por tu atención. Facebook : Miriam G. López

Del latín humilitas, virtud opuesta a la soberbia.

Humildad, es definitivamente la base del éxito en la danza y en la vida misma!

Humildad: La virtud moral por la que el hombre reconoce que de sí mismo solo tiene la nada así en la danza lo único. Tenemos la satisfacción de entregar nuestra vida a nuestras herencias devociones y descendencias ancestrales a las cuales nos debemos en cuerpo y alma, somos los encargados de mantenerlas en lo más alto con gallardía, grandeza y entrega pero sin olvidarnos que es con toda la : ¡humildad! Y el respeto!!!

Lo primero es mencionar que lo que debe primar en toda relación dentro de la danza debe ser el respeto, y este va en diferentes direcciones, respeto de los alumnos a los maestros, respeto de los coreógrafos, directores, técnicos, staff, equipo de trabajo, claro, los padres de familia, bailarines y viceversa, pero desafortunadamente, a veces parece que eso no se tuviera en cuenta y todo se rigiera por la ley de “sacar provecho a costa de…”. He visto muchos casos en que los maestros en su afán por el negocio terminan cobrando cosas realmente absurdas y ni que decir de los alumnos que después toman como propias todas las enseñanzas que adquirieron, sin siquiera agradecer a quienes los formaron creyéndose dioses de la danza. Están equivocados.

Lamentablemente hemos visto también muchos casos en que en vez de trabajar en equipo para crear una comunidad sólida y grande, todo se empieza a volver chisme, habladurías y enemistades, de verdad que es muy triste que la base de todo esto sea el querer aprovecharse de los demás, el trabajar desde el ego y no desde lo hermoso que tiene la danza.

Como bailarines, maestros, promotores y directores de la danza, tenemos la responsabilidad de empezar por nosotros mismos, de transmitir el conocimiento que tenemos con amor, con honestidad y transparencia, también debemos recibir todo conocimiento con respeto y humildad, tener disciplina y ponerle corazón a las cosas que hacemos sin que nuestro objetivo principal sea pasar por encima del otro, al contrario, nuestro objetivo debería ser construir y generar redes de apoyo. La danza es una herramienta demasiado hermosa como para dejarla enlodar con el ego, las peleas y el afán de querer sobresalir sólo por el hecho de sentir estar según nuestro punto de vista en lo correcto y en eso todo podemos poner nuestro grano de arena si hacemos las cosas con conciencia.

Recuerda: No criticar insidiosamente el trabajo escénico pues detrás de cada montaje existe trabajo, dedicación, esfuerzo y una historia que sólo los maestros de ese grupo conocen.

Si en su caso hacemos aportaciones en lugar de críticas, recomendaciones con evidencias es más constructivo, en lugar de atacar con sarcasmos lo que se trabaja en la academia podremos crecer más todos.

Recuerden directores, maestros, alumnos, ejecutantes de la danza, siempre aprender con humildad, con aquella firmeza de aprender, de mejorar, de escuchar para transmitir, no esta mal que nos hagan observaciones a nuestro trabajo siempre y cuando venga con un fundamento y un apoyo escrito o visual para mejorar lo que venimos trabajando.

Todo avance en la danza y en la vida, es con base en el esfuerzo, en la disciplina, el autoreconocimiento y la perseverancia, al desarrollo de nuestras habilidades, a la humildad y al respeto, con la que demostramos todo esto… si exigimos un lugar en un baile, es porque ya demostraste y te analizaste tú mismo que estás preparado para nuevos retos, nuevos cuadros, que dejaste todo en el escenario, que te esfuerzas, que eres disciplinado, y aún sigues preparándote más y más… si pedimos un lugar en el escenario basado en sólo la simple asistencia sin dedicación ni la energía escénica sólo porque tus papás te insisten que debes bailar más no es correcto, y sólo te inflan en un ego absurdo, las decisiones de los montajes y cuadros son exclusivamente de tu maestro y director pues él sabrá cuando ya estés preparado para nuevos avances, tu deber es trabajar duro esforzarte y aprender cada día a pulir tu trabajo escénico.

Lo que debe primar en toda relación dentro de la danza debe ser el respeto y la honestidad.

Somos embajadores de paz, humildad y sensibilidad quienes hacemos arte. Sigamos haciendo danza para sensibilizar a esta humanidad, sigamos creyendo en ella, sigamos bailando..

Ama la danza porque te permite encontrarte con maestros de los cuales seguirás aprendiendo.

x

7 comentarios en “La Danza Folklórica Mexicana

  1. Grrrr la imagen de espaldas de la Danza de Caballitos , proveniente de Rancho Grande ,corresponde a alumnos- estudiantes de la Escuela Nacional de Danza Nellie y Gloria Campobello.

    Que están próximos a leer esto.
    Aclarado el punto (porque se van a poner lokitos*)
    Gracias

    Me gusta

  2. La fotografía de los ” bailarines “que permanecen de espaldas en representación de la Danza de Caballitos de Rancho Grande, Zacatecas, (la cual actualmente es llevada a cargo por el Sr. Luis Bretado que es el maestro de la danza); en El Centro Cultural de Bosque , corresponde a alumnos del 2do semestre (2016) de la Licenciatura en Educación Dancistica con Orientación en Danza Folclórica de la Escuela Nacional de Danza Nellie y Gloria Campobello.
    Si no me equivocó esta fotografía pertenece y fue tomada de uno de los perfiles en redes sociales de la señorita Miriam G. López

    Me gusta

  3. Buenas noches, mi nombre es Miriam G. López, al encontrarme con tu artículo observé la fotografía que tiene como portada, esa fotografía es mía y la tengo en mi perfil de Facebook, por lo que, de la manera mas atente te pido por favor coloques un pie de página o bien coloques de dónde obtuviste la fotografía ya que como has de saber existen derechos de autor y así como tú te haces de tus escritos, así los demás nos hacemos de nuestro material,. Por último, te comento que la fotografía con la que complementas tu artículo presenta al grupo del tercer semestre de la Lic. en Educación Dancística con orientación en Danza Folclórica de la ENDNGC. Gracias por tu atención.

    Me gusta

    1. Para este momento, ya estará rectificada el pie de página y la cita del post donde se tomó la foto. Muchas gracias por el esfuerzo que hacen para la Danza y por enseñar ese arte que trae la mayor riqueza, tradiciones y cultura que posee México y la danza. Gracias también a la EDNGC por su trabajo, a todo el equipo de trabajos, los administradores y los artistas dentro y fuera del escenario, a los largo y ancho del país. Un saludo y gracias por su atención. Estamos a sus ordenes.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s