El venado que se convirtió en bailarín

El onírico bailarín Jorge Tyler

 

 

Jorge Daniel Tyler Ávila

Extract: El venado que se convirtió en bailarín

Danza_del_venado
Danza_del_venado

Hay toda un universo lleno de realismo donde lo mágico de la danza de Jorge Tyler aterrizaba allá en algún lugar de la mancha del DF donde no quiero acordarme. Muchas historias rondan este mítico nombre, pero en realidad ¿Cuánto sabemos de su persona? Hace algún tiempo llego a mis oídos una historia de una persona que conocí en el sistema de transporte colectivo, ella era una señora de edad avanzada, uno de sus sobrinos bailo en el Ballet Folklórico de México junto a un bailarín que ella recordaba en particular, ella me lo describió como un bailarín excepcional, sus palabras fueron “su interpretación de la danza del venado era hermosa, el mismo se convertía en un venado herido” ella no conocía mucho de danza pero recordaba la danza del venado gracias a este bailarín, no era la primera persona que me hablaba de él, cada vez que yo mencionaba BFM la danza del venado salía a relucir por que las personas recordaban la interpretación de este bailarín en los años dorados del BFM.

Jorge Daniel Tyler Ávila nació el 19 de Febrero de 1942 en Culiacán Sinaloa. Su familia se desintegro cuando él era muy pequeño, su padre y su madre lo abandonaron a él y sus 4 hermanos y quedaron al cuidado de su abuela paterna, Doña Rafaela Hernández de Tyler. Su abuela lo envió a él y a su hermano mayor a concluir la primaria en Hermosillo, Sonora.

Sus años de primaria los llevaron a cabo en un internado en el cual ellos tuvieron la oportunidad de conocer la danza del venado interpretada por indígenas.

Jorge Tyler al concursar y ganar el concurso interno con esta danza recibió una invitación de parte de Amalia Hernández quien se encontraba entre los espectadores. Amalia se dio cuenta del potencial del adolecente y le ofreció integrarlo a su compañía (que en ese momento no adoptaba todavía el nombre de BFM), sin embargo el joven no respondió con mucho entusiasmo y se dedicó a concluir la primaria.

Al cumplir 14 años y ya concluidos sus estudios de primaria, Tyler regreso a Culiacán en donde inicio la secundaria y se dedicó a trabajar en un taller de electrodomésticos con su padrino. Sin embargo, Amalia, decidida a convencer al muchacho siguió insistiendo y varias veces visito a su abuela para obtener el permiso para traerlo con ella a la Ciudad de México. Jorge indeciso acudió con sus tíos Ramón Tyler y Refugio Elenes a pedir consejo, ellos al igual que su abuela le aconsejaron que tomara esta oportunidad. Jorge dudaba en aceptar pero un día regreso a su casa muy contento con un papelito en la mano, su tía Refugio narra que cuando fue al mercado ese día saco un papelito de la suerte con un pajarito, y este decía que iba a viajar por todo el mundo y que iba a ser famoso, fue ahí cuando Jorge Tyler decidió aceptar la invitación de la consagrada Amalia Hernández .

Amalia Hernández lo trajo consigo al Distrito Federal (Cd. de México) y lo cuidó como si fuera su propio hijo, por esto Jorge siempre tuvo una enorme gratitud hacia la coreógrafa.

Tyler supo integrarse bastante bien a la compañía, su primera presentación fue en 1959 en Chicago, en el Festival de las Américas (en ese momento la compañía se estrenaba como BFM), Jorge con tan solo 17 años se vio por primera vez su nombre en el programa de mano.

A Jorge Tyler le tocó vivir unos de los mejores años del BFM, con la compañía viajo a Chicago en donde la danza-del-venado empezaba a cobrar fuerza. En ese año también viajo a Teatro Griego de Los Ángeles y la Opera de San Francisco así como la llegada del BFM al Palacio de Bellas Artes.

En estos años el BFM aprovecho el apoyo del gobierno de Adolfo López Mateos y empezó a crecer favorablemente. Jorge unto con la compañía se presentó ante el presidente Kennedy, de E.U., Jawaharlal Nehru, Charles de Galle, su Majestad la Reina Juliana de Holanda, el príncipe heredero de Japón y su Alteza Real el príncipe Felipe, entre otros.

La compañía tuvo mucho éxito y empezó a darse a conocer en todo el mundo, sus funciones se llevaron a cabo en los países de Latinoamérica, Europa y Estados Unidos. El éxito de Tyler crecía, siempre recibía comentarios halagadores y se llegó a comparar su interpretación de la muerte del venado con la Muerte del cisne de Anna Pavlova.

En 1965 el BFM realizo otra gira más por Europa. La compañía triunfo de forma espectacular. La prensa dio comentarios muy positivos con respecto a la compañía resaltando la extraordinaria interpretación de Jorge en La danza del venado.

A través de los años Jorge fue cultivando triunfos. Participo en “la violenta expresión de belleza” del Ballet Africano, su dominio de la técnica iba más allá de la danza del venado y del repertorio de la compañía.

Jorge se retiró del BFM y junto con Ema Pulido encabezo el Ballet Nacional Folklórico de México hasta que en 1977 su nombre volvía a figurar en los programas del BFM y del Ballet Folklórico Nacional, dirigido por Silvia Lozano. De manera independiente, Jorge dirigió su propia compañía. En la década de los ochenta compartió escenario con José Greco.

Muchos de los grandes bailarines y críticos de la época no dudan en señalar a Jorge como “el más grande venado que ha tenido la danza escénica mexicana”. Entre sus logros se encuentra el primer premio otorgado por el Circulo Internacional de la Joven Critica para la Investigación Artística y los Intercambios Culturales en 1972, fue representante de México en el festival OTI del Folclor Iberoamericano y en la Olimpiada Cultural de Múnich en 1972, se presentó en la Casa Blanca en Washington, recibió homenajes del ayuntamiento de Manzanillo, la Asociación de Periodistas de la Televisión y Radiofonía del gobierno de Kentucky y después de su muerte de El Sol de Sinaloa.

A través de su trayectoria, Jorge Daniel Tyler Ávila dejó muchas enseñanzas, su “danza del venado” duramente será igualada, y aunque deja un hueco en el corazón de la danza mexicana y a la vez un legado que las generaciones de nuevos bailarines por venir deben de apreciar. Un símbolo, un ícono del cual todo México se debe de sentir orgulloso.

FUENTES

Aguirre Cristiani Gabriela, “Desarrollo del Ballet Folklorico de México de Amalia Hernández”. México, Fomento a la Cultura Banamex, 1994.

Crisp Clement “Ballet Folklorico”. The financial Times, Londres, 24 de julio de 1973.

“Folk Ballet: High-Class Hybrid”. Time Magazine, Estados Unidos, 4 de abril de 1969.

 

4 comentarios en “El venado que se convirtió en bailarín

  1. tuve el gran honor de ser uno de sus pazcolas durante la gira por estados unidos cuando compartio con Jose Greco y durante una gira por el noroeste de mexico con Tony Aguilar Flor Silvestre y su familia . DESCANSA EN PAZ MI QUERIDO TIO SIEMPRE TE RECORDARE.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s